¿Cómo se obtendrá la muestra de mi ADN?

Es un proceso muy sencillo. Se puede obtener a partir de una muestra de sangre o una de saliva. En este caso, tendrás que depositar un poco de tu saliva en un envase pequeño diseñado para mantener a salvo tu ADN.

La muestra de saliva se puede conservar a temperatura ambiente y la de sangre en un entorno refrigerado.